Cacao en Mexico

From www.entrepreneurstoolkit.org

Jump to: navigation, search

Las variedades principales del cacao en el mundo son Criollo (origen mexicano, llamado también cacao fino de semilla blanca), Forastero (origen amazónico) y Trinitario (cruza entre Criollo y Forastero). El Criollo y Trinitario se consideran finos (más aromáticos y menos amargos), mientras que el Forastero es denominado ‘ordinario’. Este último representa 90% de los cultivos a nivel mundial (África principalmente) por ser más productivo y resistente a enfermedades. La fecundación de los frutos se realiza de manera natural por medio de insectos y suele ser cruzada. Es decir, son sistemas con pocos problemas de diversidad genética.


Contents

Región de producción en Mexico

El cacao de produce en Tabasco (70%), Chiapas (29%), Guerrero y Oaxaca (1%). El 97% de la producción nacional es de temporal y 3% de riego (éste último casi en su totalidad en el estado de Chiapas). En Tabasco el 97% de la producción corresponde a la región de la Chontalpa, donde el cacao aporta entre 42 y 86% de los ingresos netos de las familias. Sin embargo, se espera un déficit de cacao a nivel nacional en los años próximos debido a la destrucción de los plantíos en Tabasco por las intensas lluvias e inundaciones de 2007.

En 2004 México ocupó el 11º lugar en la producción de cacao en grano contribuyendo con el 1.4% de la producción mundial (ca. 43 000 t) y el 19º lugar con el 0.05% de las exportaciones mundiales. El mismo año México exportó 4 300 ton de cacao en grano, pero la producción nacional no cubre la demanda y hay importación de pasta y chocolates procesados al país. Dentro del mercado de EUA el cacao mexicano representa ca. 0.07% de las importaciones.

Existen cerca de 84 000 ha sembradas, 95% de las parcelas son de 1 ha. o menos.


Mercado mundial de cacao orgánico

En 1999-2000 en México se produjeron ca. 300 toneladas de cacao orgánico, poco menos del 10% de la producción nacional. Esta cantidad es muy pequeña tomando en cuenta un mercado mundial de cacao orgánico de 3 millones de toneladas, dos tercios de las cuales provienen de África.

La fijación del precio del cacao depende de la oferta y la demanda, pero la Organización Internacional del Cacao actúa como reguladora de las fluctuaciones. La calidad del grano también es un factor importante. De acuerdo con las exigencias del importador, se establecen dos casos: sobreprecios o descuentos sobre la base del precio internacional de los cacaos de Côte d’Ivoire y Ghana. El precio premium o sobreprecio depende del tipo de grano, la fermentación y la confiabilidad del exportador. Algunos cacaos corrientes, por su homogeneidad y calidad reciben también una prima pero inferior a la de los finos aromáticos. En aquellos contratos en los que el cacao no reúne las condiciones de calidad y entrega inicialmente establecidas en el contrato se aplica un descuento al precio internacional del cacao.


Medio ambiente: ecosistemas y biodiversidad

Los beneficios en términos de diversidad de fauna (aves y mamíferos) asociados al cultivo de cacao en sombra son más significativos cuando el cultivo se encuentra cerca de un área boscosa. El menor uso de pesticidas en sombra también contribuye a mayor diversidad biológica, asociada a control biológico de plagas, polinización y ciclos de nutrientes.

La producción a pleno sol genera mayores ingresos a corto plazo pero requiere un uso importante de fertilizantes para mantener la productividad y es propicio para el desarrollo de hierbas que lleva al uso de herbicidas, por lo que el productor se vuelve dependiente de estos productos. Las variedades de alto rendimiento producen por un menor tiempo, de 6 a 8 años, mientras que las variedades de sombra declinan sólo después de 15 a 20 años. Ambos aspectos, la reducción del uso de insumos y el mayor tiempo de vida de las variedades de sombra contribuyen a que la producción de cacao pueda orientarse a la sustentabilidad.

El establecimiento de nuevos cultivos en áreas deforestadas o en la deforestación de bosque húmedo es un costo ambiental que no debe realizarse. Los árboles de cacao plantados en un área deforestada pueden producir de 15 a 25% más que aquellos que crecen en un área replantada. Adicionalmente, replantar requiere el doble de trabajo que deforestar.

En términos de costos al productor el problema principal en la producción de cacao es el control de enfermedades y plagas, principalmente putrefacción de la vaina o mazorca negra (por Phytophthora), la escoba de bruja (causada por Moniliophthora perniciosa) y moniliasis (por Moniliophthora roreri), así como chinches y hormigas de distintos tipos. La mayoría de estas enfermedades tienen relación con prácticas de manejo inadecuadas como:

  • Monocultivos con pocas especies de árboles de sombra (en los cultivos convencionales se recomiendan 25 - 40 árboles/ha y mayormente de una sola especie).
  • Ignorar la sucesión de los sistemas forestales: plantaciones de cacao bajo árboles viejos de sombra que provienen de especies secundarias (mayormente Inga spp., Gliricidia sepium y otros) demuestran una alta sensibilidad a contraer enfermedades y plagas. El cacao como planta miembro de bosque primario soporta perfectamente a los árboles viejos de bosques primarios que se encuentran sobre ella, pero no a los de bosques secundarios que tienden a debilitarse y favorecer a su vez el desarrollo de plagas.
  • Espacios insuficientes entre especies que tienen el mismo status dentro del sistema. Raleo deficiente de sombra en el agroecosistema.
  • Suelos pobres y degenerados; déficit de materia orgánica.


Soluciones

La clave para aumentar la productividad de los cacaotales estaría más bien en un aumento de la inversión de trabajo como una poda regular, que disminuye las plagas y aumenta la producción. También es necesario renovar las plantaciones, ya que poco más de la mitad de las plantaciones en México tiene más de 16 años de edad. Es muy probable que tras los desastres naturales de 2007 en Tabasco se regeneren los plantíos con base en programas gubernamentales de gran envergadura. Ésta puede considerarse una ventana de oportunidad para la defensa del cacao producido en sombra y podría ser una coyuntura interesante para plantación de sombra para cacao que incluya pago por captura de carbono.

Por otro lado, el almacenamiento de la semilla después de ser cosechada puede tener un impacto importante en la venta. Por ejemplo, el factor crítico de almacenabilidad es de 8% de contenido hídrico, pero como el cacao es un elemento fuertemente higroscópico, puede aumentarlo a más de 10%. Para ser clasificado como de primera calidad, el cacao necesita un contenido de humedad inferior al 8%. Los demás criterios para la clasificación por calidades se relacionan con el porcentaje de pepas bien fermentadas, la ausencia de olores atípicos, de moho o pepas germinadas. El impacto de este trabajo post-cosecha se refleja en el hecho de que la primera preocupación de los importadores de cacao orgánico en Europa es aumentar la calidad de la fermentación, evitar los lotes húmedos y mejorar la selección de semillas; la segunda es la continuidad en el abastecimiento. Asimismo, el uso de sacos de material orgánico (yute) es un tema delicado ya que suelen ser tratados con pesticidas, que son fácilmente absorbidos por la cáscara del grano, lo que genera problemas principalmente en la producción orgánica.

La diversificación en los plantíos es el medio más efectivo para optimizar resultados ecológicos, económicos y sociales, ya que disminuyen el riesgo de pérdida para el productor en caso de fluctuaciones en precios y reduce el riesgo de abandono o establecimiento de plantaciones de cacao en áreas nuevas de bosque. Los comercializadores europeos de cacao orgánico también mencionan que es necesario reducir la carga administrativa de las marcas de certificación y armonizar los estándares.

Los productores que siguen criterios específicos ligados a beneficios para la biodiversidad pueden no sólo recibir mejores precios por su producto sino también acceder a créditos y servicios de extensión de parte de fondos ambientales. Un mayor precio también puede obtenerse al eliminar intermediarios en la cadena. El pago por servicios ambientales (como captura de carbono) también puede ser utilizado como incentivo para el establecimiento de plantaciones en sombra.


Certificación orgánica ?

Asociar cacao a certificación orgánica puede ser muy riesgoso para iniciar una estrategia pero identificarlo como de sombra puede ser mejor visto por actores locales. Los gobiernos estatales y sus secretarías de medio ambiente y desarrollo rural son actores rara vez involucrados en este tipo de esfuerzos. Involucrarlos puede tener costos para la CCA en términos de gestión, ya que se multiplica el número de actores, pero estos suelen tener una mayor articulación con las organizaciones de productores de genéricos. Contribuir a su diferenciación (cacao o vainilla de sombra) con apoyo de los gobiernos estatales sería un éxito importante.


En Norteamérica

En el Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos y Canadá se acordó la eliminación de los aranceles para el cacao en grano, cáscara, cascarilla de cacao, manteca de cacao, cacao sin desgrasar y cocoa sin azúcares. Este es uno de los temas relevantes en la política comercial de Norteamérica. La diferenciación de la producción para disminuir la brutalidad de la competencia en la comercialización de genéricos es una de las alternativas para los pequeños productores.


Véase también

Vainilla

Mieles de Mexico